top of page
  • Foto del escritorPaloma Mozo

Lo femenino salvaje o la idea de trascendencia

Actualizado: 18 dic 2022

La feminidad después de una mastectomía. Segunda sesión de bodypainting con mujeres mastectomizadas de modelos. Sobre sus cuerpos, pintoras y pintores realizan sus obras.


Lo femenino salvaje es esa energía que da tanto miedo porque es el inconsciente, lo irracional, lo impredecible e incontrolable, y de la que no podemos deshacernos porque también es la energía creadora que unifica y da soporte a lo masculino, es el vórtice de la vida alrededor del cual gira la materia, Es un espacio mágico y misterioso que no radica en un cuerpo, es el cruce de energías entre la tierra y el cielo, donde se produce la chispa que inicia la vida en este mundo de la tercera dimensión.

Como siempre, cuando tengo una idea para un trabajo artístico, lo que yo visualizo en mi cabeza es algo muy parcial que se completa mágicamente con la aportación de todos los que participan en la realización. Mi única habilidad es elegir a las personas adecuadas para cada trabajo. Mi querido César carrera llevaba tiempo hablándome de una tal Elena Olmos que, según él, pintaba muy bien. Yo estaba buscando por otros lados y tardé en ver su trabajo, que me gustó, pero no fue hasta que quedé con ella que se inició la magia. Hablamos de todo menos de lo que íbamos a hacer: de la vida y de la muerte, de hombres por supuesto, de su abuela que también tiene un solo pecho y a la cual ella había pintado para exorcizar sus miedos, los de su abuela. Al final de la conversación hablamos brevemente de cosas técnicas como los colores que íbamos a usar, quienes iban a participar, dónde se haría la sesión... de todo menos de la temática, de lo que queríamos contar. No fue sino hasta la noche antes de la sesión que de repente mi mente racional se dio cuenta de ese pequeño detalle y le envié un whatsapp explicándole en dos líneas lo que quería. Me contestó que justo estaba haciendo los bocetos con esa misma temática, y me fui a dormir plácidamente. Tenía la certeza de que nuestros femeninos salvajes se habían comunicado y que todo iría bien. Hablando de vórtices de creación, Elena es uno muy poderoso alrededor del cual todo se ordena plácidamente, así que no la perdamos de vista.

La sesión transcurrió con la misma facilidad, Nacho García preparó la mejor iluminación sin necesitar apenas explicaciones, Raquel Giles, en la sombra, grababa el making off mientras las brochas y pinceles volaban sobre mi cuerpo, Y de repente, habíamos acabado.

Ahora, viendo las fotos, siento que el resultado no puede estar más en sintonía con lo que yo imaginaba. Durante la sesión, según Elena me iba pintando, me sentí fuerte, libre y sosegada a un tiempo. El pareo naranja enraizó fuertemente mi energía sexual a la madre tierra mientras que las líneas azules entablaron un sensual diálogo con el padre cielo convirtiéndome en ese vórtice eterno de lo femenino creador de vida.

El arte tiene el poder de romper nuestros límites, de agrandarnos, de unificarnos, de transformarnos, de sanarnos. Esta sesión artística ayudó a sanar mi femenino salvaje, tan dañado por una sociedad que solo respeta las cosas medibles y pesables.

Os apapacho.


Modelo mastectomizada: Paloma Mozo / Diseño y pintura: Elena Olmos / Fotografía e iluminación: Nacho Sweet / Cámara y edición de vídeo: Raquel Giles / Producción: Las chicas del can can, Sweet media y César carrera




406 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page